¿Cómo calcular los Gastos Comunes por metro cuadrado?

como calcular gastos comunes

¿Cómo calcular los Gastos Comunes por metro cuadrado?

Los gastos comunes son una de las responsabilidades que se adquieren a la hora de vivir en un edificio o condominio.

Estos gastos significan un monto mensual que se cobra a los copropietarios para garantizar el correcto funcionamiento de los espacios, tales como, lavandería, jardines y áreas verdes, piscinas, quinchos, estacionamientos, gimnasios, etc., y también para cubrir gastos administrativos, como sueldos de conserjes, funcionarios de seguridad, aseo, entre otros.

Estas transacciones están amparadas bajo la ley 19.537 de copropiedad inmobiliaria o conocida popularmente como “Ley de condominios”, la cual indica que “cada copropietario deberá contribuir tanto a los gastos comunes ordinarios como a los gastos comunes extraordinarios, en proporción al derecho que le corresponda en los bienes de dominio común, salvo que el reglamento de copropiedad establezca otra forma de contribución”. Por lo tanto, esta es una responsabilidad que se debe cumplir sí o sí y su incumplimiento puede ser penalizado.

 

Tipos de gastos: ordinarios y extraordinarios

Esta suma de dinero mensual que se cobra a los copropietarios se dividen en dos categorías: gastos ordinarios y extraordinarios.

La primera categoría hace alusión a todos los gastos relacionados a la administración del condominio, mantención o reparación de áreas comunes, reciclaje y a gastos de luz, calefacción y/o agua, en caso de que no sean cobrados por empresas externas.

La segunda, se refiere a los gastos relacionados a nuevos proyectos o mejoras que se realizarán previamente acordadas por los copropietarios y la administración. 

Cabe destacar que estos gastos no son permanentes, es decir, solo se hacen efectivos cuando se decide desarrollar algún tipo de proyecto adicional y específico como, por ejemplo, la construcción de nuevos espacios, la implementación de más cámaras de seguridad, decoración nueva, etc.

 

¿Cómo calcular el valor de los gastos comunes?

La ecuación es bastante sencilla. El prorrateo, es decir, la división proporcional de los gastos, considera el total de egresos de la comunidad en el que se contabilizan gastos ordinarios y gastos extraordinarios y los metros cuadrados habitables de cada departamento. 

Entonces, para calcular el valor que se pagará se debe hacer una división entre el primer valor y la cantidad de metros cuadrados del departamento. Esto significa que el monto final será proporcional al tamaño del inmueble que se habite, o sea, a menor tamaño, menor será el monto y a mayor tamaño, más alto.

 

¿Qué pasa si no se pagan los gastos comunes?

Como esta es una práctica regulada por ley, el no cumplimiento puede ser penalizado. Todo depende de los acuerdos a los que llegue cada comunidad, pero las multas más comunes son: 

  • Cobro de intereses.
  • Corte de suministro.

Es importante saber que estos gastos son imprescindibles para el buen funcionamiento de una comunidad, por lo tanto, cumplir con el contrato de copropiedad es una de las cosas más importantes a la hora de vivir en lugares con espacios compartidos.

Muchas veces hay acciones que se dan por sentadas cuando se vive en un edificio, sin embargo, estas son posibles precisamente gracias a la contribución que entregan los gastos comunes. Por eso, siempre es mejor mantener estas cuentas al día para contribuir al correcto mantenimiento de los espacios y así, llevar una vida en comunidad mucho más amena.

 

Una nueva vida con Activa

Si tienes alguna pregunta o inquietud, nuestra Jefa de Administración de comunidades, Maria Flor Coya, puede asesorarte en lo que necesites en temas relacionados a la administración de nuestros proyectos.

Contáctate a través de este mail mcoya@activa.cl.

 

También, te invitamos a leer nuestro artículo “7 Claves para encontrar el inquilino perfecto” que puedes encontrar en el siguiente enlace.