¿Qué debe tener un modelo de contrato de arriendo? Protege tu inversión

design to rent

¿Qué debe tener un modelo de contrato de arriendo? Protege tu inversión

Uno de los momentos más importantes de la inversión inmobiliaria es cuando la propiedad se arrienda, ya que es el paso inicial que se debe dar para recuperar la inversión. 

 

Pero, para que el arriendo sea una operación efectiva, rentable y segura, es importante contar con un contrato de arriendo para que todo quede regulado bajo términos legales y así evitar inconvenientes en un futuro.

 

Por eso, hoy revisaremos todo lo que debe tener un modelo de contrato de arrendamiento para que puedas proteger tu inversión y vivir tranquilo.

 

Todo lo que debe tener un contrato de arriendo

 

1. ¿Qué es un contrato de arriendo?

 

Es un documento legal que permite a una persona (natural o jurídica), denominada arrendador, ceder una propiedad habitacional a otra persona, llamada arrendatario, por un monto mensual que será pagado por el uso de esta durante un plazo establecido.

 

Si bien, esto no es obligatorio, se recomienda que se haga a la hora de arrendar una propiedad y además, según Wonder.Legal, los contratos de arriendo están regulados por el Código Civil y por la Ley 18.101 que establece normas de arrendamiento en predios urbanos.

 

2. ¿Qué debe tener un contrato de arriendo?

 

Los contratos tienen partes, es decir, roles que tomará cada persona en el arriendo del inmueble y deben estar debidamente identificadas en el contrato (nombre completo, rut, dirección, etc.).

 

  • Arrendador: Es el dueño de la vivienda o el que toma la representación legal de esta y que tiene su dominio y libre disposición. Su función es la de entregar o ceder el inmueble a cambio de un monto mensual.
  • Arrendatario: Es la persona que recibe el inmueble cedido por el arrendador y quien tiene la responsabilidad de cumplir con el acuerdo mensual de pago.
  • Garantes: Este rol no es obligatorio dentro de un contrato, pero muchos dueños e inversionistas prefieren tenerlo para mayor seguridad. Esta garantía personal suele denominarse aval o codeudor solidario y es quien responderá y tomará la responsabilidad, en caso de que no se cumpla contrato o se cometa alguna falta.

 

También, el contrato debe especificar claramente el objeto que se está arrendando. En el caso de las propiedades, es oportuno que se mencione cuál es la ubicación exacta, algunas de sus características principales y si está amoblado o no. Si es así, describir qué mobiliario tiene.

 

3. ¿Cómo especificar los precios y plazos?

 

Ahora bien, respecto de los precios y plazos, es fundamental que el valor acordado por el mes de renta vaya especificado detalladamente, así como también si este es un monto o fijo o variable. Si es variable, debe establecerse cada cuanto tiempo se hará el reajuste.

 

Según LegalChile, estos reajustes pueden hacerse debido al IPC, si es el caso, se puede calcular en la página web del INE.

 

Por supuesto, debe fijarse la fecha en la que se debe cumplir la obligación de pago de la renta, por ejemplo, los últimos días del mes, o dentro de los primeros 7 días, etc. Esto debe ser convenido dependiendo de las necesidades de cada parte.

 

Otro punto importante, es establecer la duración del contrato, ya sea, si es temporal o indefinido o a plazo fijo. En ese sentido, pueden ser contratos que se renuevan mes a mes, cada tres, seis o doce meses, indefinido o con fecha de caducidad establecida.

 

Finalmente, existe la fianza o también llamado “mes de garantía” y sirve para reforzar la obligación del arrendatario de hacer uso correcto del inmueble y entregarlo en las mismas condiciones que lo ha recibido. Si no se cumple este punto, esa fianza puede ser usada para hacer reparaciones, por ejemplo.

 

Consideraciones extras

 

Hay otras consideraciones que deben tenerse en mente que pueden hacerse antes de la firma del contrato o incluirse en él si así las partes estimen convenientes, tales como:

  • Visitar el inmueble: Es importante que antes de firmar el contrato, el arrendatario haga una visita al inmueble y así, pueda conocerlo en profundidad y saber exactamente cómo lo recibirá. Muchas veces existen premura por arrendar, pero es importante hacerse el tiempo de revisarlo.
  • Hacer un catastro: Así existirá absoluta claridad de las condiciones en las que fue entregada la propiedad y con qué elementos. Esto facilitará la gestión en caso de ocurrir algún inconveniente al finalizar el contrato.
  • Visitas: También puede especificarse si existirán visitas al inmueble por parte del arrendador o quien lo represente y cada cuanto tiempo se realizarán.
  • Obligaciones: En algunos casos, se puede hacer un listado de obligaciones, mantenciones o reformas que ambas partes deben cumplir a lo largo del tiempo en que se mantenga la propiedad en arriendo.
  • Penalizaciones o multas: Otra consideración que se debe tener en cuenta es si existirá alguna penalización en caso de inclumplimiento del contrato. Si es así, debe ser especificada en el contrato para que el arrendatario esté en pleno conocimiento. Si decide hacerse posteriormente a la firma del contrato, este debe actualizarse o agregarle algún tipo de anexo.

 

En Activa Inmobiliaria queremos que tus inversiones sean seguras y rentables, por eso ponemos a disposición esta información y esperamos que sea de ayuda al momento de gestionar tus contratos de arrendamiento.

 

Además, si quieres aún más seguridad, contamos con un convenio con la empresa Assetplan, especialista en administración. Así, podrás dejar esa responsabilidad en manos de expertos.

 

Y si quieres conocer nuestros proyectos y convertirte en un gran inversionista, puedes visitar nuestra página web.

Déjanos tus información y te contactaremos enseguida: