5 aspectos positivos del compromiso de compra venta

compromisos de compra venta

5 aspectos positivos del compromiso de compra venta

Seguramente has escuchado hablar sobre el compromiso de compra venta al querer dar el gran paso de adquirir un inmueble. Pero, ¿es necesario firmarlo? ¿Qué tan importante es? ¿Qué aspectos debo tomar en cuenta?

Cuando decides comprar una propiedad, uno de los primeros pasos, después de cotizar, ver el mercado, haber hecho gestiones bancarias y recolectado todos los documentos necesarios, es hacer y firmar una promesa de compraventa.

De esta forma, se oficializa la compraventa de un bien raíz, y ambas partes se aseguran que el contrato se llevará a cabo de manera efectiva y evitando posibles problemas posteriores.

Un compromiso de compraventa es un contrato firmado ante el notario voluntariamente entre el promitente comprador y promitente vendedor de un inmueble.

Se utiliza el adjetivo de “promitente”, ya que se refiere a que tanto el comprador como el vendedor prometen llevar en efecto este compromiso pactado.

Este documento garantiza que tanto el comprador como el vendedor cumplirán con lo ya establecido. En caso contrario, se fijarán multas a favor de la parte que se vio afectada. Es decir, si el comprador decide no adquirir la propiedad, el vendedor puede cobrar la multa pactada a su favor y viceversa.

 

¿Por qué es tan importante firmar este compromiso?

 

Es importante firmar el compromiso de compra venta por ser un instrumento fundamental para protegerse ante el riesgo de un eventual o posible problema. En otras palabras, respalda a las partes en caso de que un inconveniente perjudique la operación que se está realizando al adquirir un inmueble.

Este compromiso entrega la seguridad y confianza a ambas partes de que el contrato final se celebrará en el plazo establecido y en óptimas condiciones.

Normalmente, este proceso toma tiempo. En el caso de querer comprar una casa o departamento nuevo, se compra en blanco o en verde, y el proceso finaliza transcurrido varios meses o incluso años desde la firma del compromiso de compraventa.

Por otro lado, en el caso de adquirir un bien usado, los plazos son mucho más cortos, pero igual puede llegarse a concluir después de 3 o 4 meses de haber firmado el pacto.

Como hablamos de períodos largos, hay distintos eventos o riesgos que pueden aparecer durante este lapso.

Por ejemplo, en el caso de querer comprar una propiedad nueva, pueden salir a flote ciertos problemas, como que la constructora haya tenido dificultades para obtener los permisos y no pudiese entregar la propiedad.

También podría ocurrir que la obra no es viable o tiene problemas de diseño estructural, por ende, no puede seguir en construcción.

Por su parte, en el caso de querer adquirir un inmueble usado, pueden manifestarse otros inconvenientes, como que el vendedor se arrepintiera de vender y decidiera hacerle la oferta a otra persona o haya encontrado una mejor opción, o que el comprador no obtuviese el financiamiento que esperaba.

Con respecto a este punto, contamos con una nota en la que hablamos de las garantías de un contrato de compraventa, en la que pueden ver a más detalles su importancia.

 

Aspectos positivos que encuentras al firmar este documento

 

1) Tendrás claro el precio de la propiedad

En este tipo de contratos deben fijarse varios puntos vitales. Por ello, y al ser un documento legal, debe estar redactado de manera legible, para que tanto el comprador como el vendedor puedan entender todo lo establecido sin ningún problema.

Todo debe estar definido con mucho detalle, y el precio de la propiedad no se queda fuera de este punto. En este contrato, se establece el precio de la propiedad y, una vez firmado, no hay derecho a modificación. Así, ambas partes dejan en claro que están de acuerdo con lo estipulado, lo que les dará mayor seguridad y tranquilidad.

Además de encontrar las especificaciones de lo que estás reservando en este compromiso, como la dirección, número de casa o departamento, habitaciones, baños, estacionamiento, entre otros.

 

2) Se define las obligaciones de cada parte

Es muy importante que en el contrato de compraventa se definan las obligaciones del comprador y el vendedor.

En este documento se precisa el medio de pago, ya sea mediante un financiamiento propio o crédito hipotecario. Así como en qué moneda será pagado este acuerdo, a través de moneda nacional o extranjera.

Por otro lado, en lo que respecta al vendedor, se debe especificar cuándo será entregado el inmueble y en qué condiciones lo hará.

Tienes que fijarte que en el acuerdo esté estipulado que el vendedor te proporcione los antecedentes y títulos de propiedad, todo de la mano de un asesor para que verifique si todo está correcto.

 

3) Se especifican los gastos del trámite

Es normal que en este tipo de operaciones haya que hacer distintos trámites y/o pagos, pero sobre todo definir quién los hará.

En este compromiso de compraventa se especifica detalladamente qué tipo de transacciones le toca a cada parte y así evitar posibles confusiones. Por ejemplo, suele ocurrir que la obtención de títulos le corresponde al vendedor, mientras que el registro en el Conservador de Bienes Raíces le toca al comprador.

Sin embargo, hay otros trámites, como los derechos notariales, que lo asumen ambas partes. Esto lo definen las partes según lo conversado.

 

4) Los plazos y las multas son fijadas

 

Este punto es esencial para que ambas partes tengan en claro los tiempos definidos. Aquí, se especificará el plazo que tiene el comprador para pagar la propiedad. Si lo paga con sus propios recursos, entonces tendrá 30 días para que la operación llegue al punto de firma y la revisión de los antecedentes del inmueble.

De lo contrario, si el financiamiento se da a través de un crédito hipotecario, tendrá un plazo de 45 a 60 días.

En cuanto a las multas asociadas, al ser fijadas en este contrato de promesa de compraventa, te ayudará a tener garantías sobre esta transacción.

Normalmente se establece una multa del 10 o 20% por desistir o incumplir lo ya establecido. Sin embargo, es recomendable que estas multas se hagan de manera consciente y no entorpezcan el desarrollo de la operación. Evitando dilaciones en la transacción por parte del comprador o vendedor.

 

5) Se añade una póliza de seguro

 

Debes estar muy atento a este punto, ya que según la Ley General de Urbanismo y Construcciones, es indispensable caucionar mediante una póliza de seguro o boleta de garantía bancaria. Punto esencial del compromiso de compra venta.

Todo esto a favor del comprador, solo si la parte vendedora es una constructora, una inmobiliaria o se dedique a la actividad inmobiliaria. De lo contrario, el notario no autorizará el contrato ya establecido.

De esta manera, la parte vendedora te garantiza no perder el dinero y la devolución de todo lo ya pagado, en el caso de que no se cumpla la promesa de compraventa y no se entregue el inmueble.

Finalmente, una vez que se haya cumplido con todos los aspectos y hecho la revisión total del compromiso, ambas partes pueden proceder a acreditarlo ante un notario público.

 

En Activa Inmobiliaria nos comprometemos contigo

 

El contrato de compraventa es de vital importancia y, como puedes ver, te mantendrá seguro y tranquilo en este proceso de compra. Es por ello que es importante que sepas sobre el compromiso de compra venta.

Por lo mismo, debes asegurarte de que contenga toda la información correcta y de manera completa. Asimismo, asesorarte y llevar a cabo esta importante compra inmobiliaria de la mano de expertos.

Te invitamos a conocer todos nuestros proyectos en venta y a activar tu asesoría online. Recuerda que contamos con financiamiento directo, así que comunícate con nosotros y resolveremos tus dudas a la brevedad.

Adquiere tu propiedad de forma eficiente, informada y junto a expertos.

Elige bien, elige Activa.

 

 

Déjanos tus información y te contactaremos enseguida: